El Museo
Las propuestas para crear el Museo Histórico Provincial se remontan a 1910, con los festejos del Centenario de la Revolución de Mayo, y su denominación se ajusta a las ideas originales de Julio Marc, una figura notable dentro del espacio intelectual rosarino, referente de la historia y el coleccionismo de arte, quien se ocupó de gestionar la organización de la entidad. El edificio, dentro del Parque de la Independencia, sobre la antigua quinta de los Tiscornia –cedida por el gobierno municipal– fue proyectado en dos etapas por Ángel Guido.
Fachada principal del Museo Histórico Provincial Dr. Julio Marc.
Historia

El Museo Histórico Provincial de Rosario se inauguró el 8 de julio de 1939, a través de un decreto del gobierno provincial que le dio entidad a la Comisión Honoraria que estaría a cargo de "la creación de un Museo Científico en la ciudad, procurando que contenga secciones de historia natural, de etnografía y de historia".

Entonces, su colección ya había sido en gran parte acopiada por Marc y Guido –fundadores y directores entonces de la institución. Las salas del flamante edificio, que mostraba las líneas de diseño arquitectónico que Guido desarrollaría luego en el Monumento Nacional a la Bandera, hacían visible una concepción de la historia nacional que cruzaba de modo particular el pasado indígena, el hispánico y el criollo. El nacimiento de esta colección se reivindica "como fuente para la construcción de un arte nacional y moderno, que consolidara una estética americana".

El edificio

El edificio del Museo, ubicado dentro del Parque Independencia que fue el primer pulmón verde de la ciudad y se inauguró en 1902, se realizó de acuerdo a un proyecto del ingeniero Ángel Guido sobre el incipiente palacio destinado al Museo Municipal de Bellas Artes, cedido junto con el terreno por el gobierno municipal. Tres esculturas del artista Troiano Troiani, que remarcaban las matrices inspiradoras de la Institución y de sus colecciones: "América India", "América Colonial" e "Historia Patria", enmarcaron el ingreso en la fachada oeste, hoy en desuso.

Ante el incremento del patrimonio, en 1951 se realizó la primera ampliación. Guido se hizo cargo del proyecto: expandió el área de exhibición en planta baja y el primer piso, de modo que la envolvente edilicia adquirió nueva significación y quedó configurada su fachada principal hacia el sudeste tal como se la ve hoy. A partir de esa fecha el edificio incorporó varias ampliaciones que no modificaron el proyecto original.

En 1969 se inauguró la sala de Platería; en 1971, las salas dedicadas a Juan Manuel de Rosas, la Pulpería y el Auditorio donado por el rosarino Domingo E. Minetti. En 1972 se construyó un área de servicios y, entre 1973 y 1983, obras destinadas al Archivo y Biblioteca, a raíz de la donación de la destacada biblioteca del ingeniero Augusto Fernández Díaz. En 1992 se construyó la Sala España, donada por el Consulado General de ese país. En 1999, luego del primer llamado a concurso público y abierto para el cargo de director, se acondicionaron el ingreso y cinco salas, modificándose las condiciones de exhibición. La refuncionalización de los espacios tuvo en cuenta los sistemas de almacenamiento adecuados para la conservación de las diferentes tipologías y materiales de los bienes culturales que forman la colección del Museo. En 2001 se inauguró la reserva para material arqueológico, pintura, imaginería y artes decorativas y, en 2006, la de mobiliario.

En 2004, cuando se realizó en Rosario el III Congreso Internacional de la Lengua Española, varias salas de exposición fueron renovadas para adaptarlas a los parámetros ambientales y de iluminación según criterios de conservación preventiva. En 2010 se renovaron los espacios destinados al laboratorio de arqueología y a la reserva de textiles arqueológicos e hispanoamericanos de acuerdo con las necesidades museológicas específicas de este tipo de colecciones, así como las oficinas de la planta alta. La Sala España fue acondicionada para recepción de grupos escolares, realización de talleres y exposiciones temporarias. Asimismo, hubo remodelaciones que mejoraron la Biblioteca y el Archivo.

Equipo de trabajo

Actualmente, el director del museo es Raúl D'Amelio. Completan el equipo de trabajo: Carlos Aldasoro, Alfredo Barrera, Rita Bersisa, Estela Colomar, Laura D'Aloisio, Esther Davidov, Pedro Ereñu, María Amalia Evagelista, Natalia Farroni, Miguel Garavano, Nancy Genovés, Abigail German, Diana Hamann, Fabián Letieri, Rosa Lukini, María Evangelina Magdalena, José Luis Maini, Pablo Montini, Héctor Ochat, Mariana Pasquali, Lucía Seisas, Sergio Troglia, Liza Zitarosa.

Misión y objetivos

La misión del Museo Histórico Provincial de Rosario Dr. Julio Marc es preservar y poner en valor sus colecciones para contribuir a la salvaguarda de su patrimonio histórico, íntimamente ligado al presente y al futuro de la sociedad y su desarrollo, y facilitar a los ciudadanos de Rosario y sus visitantes el acceso al conocimiento, la comprensión, la reflexión sobre América Prehispánica y colonial así como sobre la historia nacional, provincial y local en el contexto americano.

El Museo Histórico Provincial de Rosario anhela ser una institución que interprete y comunique los contextos significativos que conforman nuestra historia, promoviendo un diálogo plural con la sociedad, propio de una institución dinámica y abierta al cambio.

Entre sus objetivos primordiales se encuentran: garantizar la protección, conservación y exhibición en condiciones adecuadas del patrimonio favoreciendo la formación de personal especializado; facilitar el conocimiento y la difusión del patrimonio histórico a partir del desarrollo de programas educativos y de acción cultural con el fin de lograr un espacio de encuentro que estimule el respeto a la diversidad de las expresiones culturales iberoamericanas; generar vínculos con otros museos, universidades e instituciones culturales para promover la preservación y la investigación del patrimonio cultural; e impulsar la investigación de las colecciones del Museo revalorizando el patrimonio bibliográfico y documental de la Biblioteca Central y Archivo y de la Biblioteca Ing. Augusto Fernández Díaz.

Asociación de Amigos

La Asociación Amigos del Museo es una asociación civil sin fines de lucro creada en el año 1950 con el propósito de contribuir con la misión y los objetivos del Museo. Los miembros de la Asociación colaboran con las gestiones de la institución, el mantenimiento del edificio y de sus colecciones. Además, contribuyen con el enriquecimiento histórico y patrimonial de la sociedad al facilitar donaciones para la colección del Museo y al realizar diversas actividades como la organización de cursos, conferencias, conciertos, visitas guiadas, ediciones y publicaciones. A través de su gestión, basada en el trabajo voluntario, la Asociación convoca a la comunidad a valorar, preservar y enriquecer su patrimonio mediante su propia colaboración.


La Comisión Directiva está integrada por su presidenta, Foster, Estela de Crespi y su vicepresidenta, Aurora San Román. Su pro-secretaria María Teresa Marc de Mayoraz, el tesorero es Alberto Jorge Martin, la pro-tesorera María Cristina Pérez de Martínez Lomas. Los vocales titulares son: Carlos Aguirre Iriondo, Carolina Bressan de Massetti, Pedro Mackey, Raquel Ylla, Fernando Chao, Elena Mackey de Stein Couzier, Susana Fernandez Corti de Martin, Mirta Abraham. Y los vocales suplentes: Miguel Ángel Bertero, Emilio Strickler, Ernesto Maximiliano Daumas, Jorge Tacconi. El síndico titular es la CPN Alejandra Gimbatti, y el suplente el CPN Roberto Schellas.

Es fundamental para la Asociación Amigos el aporte de cada uno de sus socios, que con su esfuerzo posibilitan y contribuyen al desarrollo del Museo Histórico Provincial doctor Julio Marc. Así, lo invitamos a sumarse a esta institución y participar en la organización de actos culturales y exposiciones, y contribuir a valorar el patrimonio cultural de la ciudad y la región.

Para formar parte de la institución, pueden contactarse por teléfono, de 9 a 17, al +54 0341 4721457.