María Obligado, pintora.


Con curaduría de Georgina Gluzman, la exposición es la primera presentación de una amplia selección del trabajo de la pintora argentina María Obligado (1857-1938)
María Obligado (1857-1938) "La artista había crecido en un ambiente familiar muy estimulante, que compartió con su hermano, el célebre poeta Rafael Obligado (1851-1920). Comenzó su entrenamiento pictórico en su juventud, con el profesor italiano José Agujari (1843-1885). Luego, continuó sus estudios bajo la guía de Reinaldo Giudici (1853-1921). Ellos fueron maestros de otras jóvenes de la alta sociedad con inclinaciones artísticas. Pocas de ellas alcanzarían los niveles de dedicación y visibilidad de Obligado. Es evidente que el grado de ambición de Obligado la distingue con claridad en el panorama de las artistas argentinas de entresiglos, aunque su caso diste de ser único. Según los testimonios familiares, Obligado continuó pintando hasta el final de su vida: una pequeña muestra de su compromiso con el arte.

Como otras mujeres artistas contemporáneas, María Obligado abordó en su larga trayectoria una gran diversidad de géneros artísticos. A pesar de ser recordada principalmente por sus numerosos paisajes (en aquellos escasos textos que se han ocupado de su carrera), realizó también retratos, desnudos, escenas de género, pintura de temática histórica, cuadros de animales y naturalezas muertas. Abordó también el autorretrato, en uno de los pocos ejemplos de autorrepresentación de las artistas de su generación. El análisis de su trayectoria nos devuelve la imagen de una artista infatigablemente curiosa, siempre en la búsqueda de horizontes nuevos para su pintura.

María Obligado, pintora aspira a presentar su obra, variada y de amplias aspiraciones. Busca romper con los relatos tradicionales del arte argentino, desinteresados de las vidas y las obras de las mujeres, y poner a una figura femenina tan olvidada como notable en el centro de un período agitado y de cambios profundos en el arte local. Mediante diversos núcleos -las obras de sus años parisinos, los regresos a la Argentina, su atención al paisaje y las redes que integró-, Obligado brilla como uno de los puntos más salientes en el firmamento artístico de su generación.” Georgina Gluzman