calogero_05.JPG

¿QUE PUEDE UNA EXPOSICIÓN?

DERIVAS EN TORNO A HIRAM CALÓGERO

Con curaduría de Francisco Medail

La exposición recupera algunas de las iniciativas vinculadas al trabajo del fotógrafo, que tuvieron lugar en los últimos tres años. Una selección de obras, documentos y nuevos proyectos que surgieron a partir de aquella muestra. Una excusa para preguntarnos por todo lo que puede generar una exposición.

En 2018, el Museo Marc inauguró “Hirám Calógero. Fotografías a pincel”, una exhibición sobre el fotógrafo pigmentario Hiram Calógero, curada por Francisco Medail. Las obras que la integraban fueron prestadas por dos coleccionistas y sólo cuatro piezas pertenecían al acervo del museo. Hasta entonces, Calógero era un fotógrafo del que se sabía poco: que había nacido en Córdoba, que había vivido en Rosario, que era contador y masón, y que fue pionero en la técnica del bromóleo. Su presencia en la historiografía del arte era prácticamente nula y, cuando se lo nombraba, era siempre como contraejemplo de los ideales de la fotografía purista.


Aquella exposición desencadenó una serie de movimientos inesperados. Personas que habían conocido a Calógero se acercaron al museo, archivos inéditos emergieron a la superficie, artistas se inspiraron en sus imágenes, y se hicieron viajes para recuperar técnicas ya olvidadas. El hecho más destacado fue el hallazgo de 106 fotografías de Calógero, donadas por el coleccionista @grauen.herren junto a otras importantes piezas fotográficas, que pasaron a integrar la colección del museo y que ahora forman parte del patrimonio público santafesino.

“Qué puede una exposición. Derivas en torno a Hiram Calógero” recupera algunas de las iniciativas vinculadas al trabajo del fotógrafo, que tuvieron lugar en los últimos tres años. Una selección de obras, documentos y nuevos proyectos que surgieron a partir de aquella muestra. Una excusa para preguntarnos por todo lo que puede generar una exposición.

calogero_06.JPG